Una tradición que debiésemos hacer muchas veces al año.