Un mundo nuevo de olores, texturas y sabores

 

La magnificencia del Mistura y sus comidas lo dejan a uno mareado y extasiado. Los chefs más reconocidos del mundo en un solo lugar, miles de cocinerías, de personas, de buen pisco. Pero Lima y Perú es más que eso. Es por ello, que recorrimos el Lima popular, ese de los mercaditos ocultos, donde se sirve el cebiche del pueblo y donde confluyen todos los olores, texturas y sentimientos encontrados con este paisaje bizarro, mezcla de religión, un orden meticuloso de productos y los animales faenados ahí mismo, a luz de todos.

Y al probar un cebiche exquisito, nos damos cuenta el porqué Perú es uno de los grandes de la gastronomía mundial. A simple vista es un lugar que causa rechazo. Las tripas en los pasillos, la carne sin congelar y los cuchillos como dagas cortando y faenando los animales. Pero más allá del simple hecho, existe una realidad distinta que convive al mismo tiempo con el Mistura: la comida con amor sabe mejor.

Realmente una parte del buen turismo de Lima es pasearse por los cientos de pequeños mercados, conversar con la gente, sentir ese amor por la comida y la sencillez con la que a uno lo recibe. Les dejamos una pequeña muestra de este tesoro oculto de Lima, Perú.